ASÍ LUCIRÁ NUEVA GALERÍA ALESSANDRI, QUE INCLUYE HOTEL Y PATIO DE COMIDAS

El seremi de Bienes Nacionales, James Argo, indicó que la decisión fue ministerial, tras seis condiciones. Se proyectan nuevos locales, patio de comida y un hotel. Igualmente, 500 empleos.

Durante la jornada de ayer, Bienes Nacionales de la Región del Bío Bío informó que se decidió renovar la concesión a la empresa Food Court, que busca construir lo que será la nueva Galería Alessandri de Concepción.

La inversión es tremenda, de ahí la expectativa de los 69 locatarios históricos y de las autoridades, tanto regionales como nacionales.

Estamos hablando de US$ 25 millones que, también, incluirá la renovación de los espacios gubernamentales de Bienes Nacionales (1.500 metros cuadrados), Gobernación de Concepción, Seremi de Desarrollo Social, Chile Atiende, entre otros.

La decisión fue tomada a nivel ministerial, previo informe de Bienes Nacionales regional, dirigido por James Argo. “Resolvió darle un nuevo aire al proyecto de la Galería Alessandri, estableciendo ciertos requisitos para Food Court y la Sociedad Anónima que se estaría haciendo cargo del mismo. En ese sentido, se hizo entrega a esas inquietudes que presentamos como Ministerio y, recientemente, el ministro resolvió darle el espacio para conseguir los respectivos permisos”.

Es por ello que hay un mes y medio como máximo para hacer los cambios de escritura, dando paso a que Food Court ingrese los antecedentes al Departamento de Obras de la Municipalidad de Concepción en un plazo de 15 meses.

De conseguir este visto bueno, habría al menos 20 meses para concretar los trabajos. En este paso, la empresa tiene que disponer del 10% de los US$ 25 millones como garantía.

Hace unos días, Diario Concepción adelantó los alcances de concretarse: 500 nuevos empleos permanentes.

¿En qué consisten las obras?

De acuerdo a la representante de Food Court, Verónica Gatica, lo que se realizará es disponer de nuevos espacios para los comerciantes en el primer piso (con arriendo liberado por 15 años). A los costados, se dará lugar a marcas masivas.

Mientras que en el segundo piso algo similar, pero con un gran patio de comida.

También, se ha conversado con posibles inversionistas de lo que será la nueva torre, que podría albergar un hotel de lujo. Gatica prefiere mantener en reserva quienes son esos nombres, dado lo delicado del proceso.

“Nosotros escogeremos los idóneos. Son dos marcas internacionales interesadas en ir en la torre. No hemos cerrado contrato con nadie aún, ya que recién está el proceso del decreto. Esto era la clave para comenzar a cerrar todo”, reveló Gatica.

Traslados

Y antes que comiencen los trabajos, se verán los traslados de los arrendatarios y servicios públicos. Suenan espacios como el ex Digeder, que, si bien es cierto, está desocupado, sí necesita una reparación, ya que sufrió daños por el terremoto.

Bienes Nacionales ha enfatizado que este punto debe ser resuelto por la parte interesada, para que nadie vea mermado sus ingresos ni la atención de los servicios, en el caso de las entidades estatales.

Estos detalles se irán conversando en el camino. De hecho, la Seremi se reunió con la Asociación Gremial de la Galería Alessandri.

Y hoy será el turno del Centro Comercial Galería Alessandri S.A. a las cinco de la tarde. “Estamos conforme con el resultado. Está todo en regla. Los importante es que seremos beneficiarios de una administración a 40 años”, dijo su presidente Marcos Garrido.

¿Qué pasa si no logran los permisos?

Al interior de la colectividad hay dudas, ya que los intentos de la compañía vienen del 2011 y pasando por varios gobiernos.

El presidente de la Asociación Gremial de la Galería Alessandri, Hugo Muñoz, en compañía de otros miembros, ha declarado a este medio que Food Court “no da la confianza necesaria”.

Bienes Nacionales conoce esta visión. James Argo, al ser consultado sobre qué pasará si la firma no logra obtener los permisos (como ya ha pasado), hay planes para dicha contingencia.

“Efectivamente, se abre un abanico de posibilidades de entregar más plazos en el caso que haya razones justificadas”, precisó Argo.

Lo otro es realizar otro llamado a concesión o buscar financiamiento Fndr para el mejoramiento del espacio.

Es por ello que Bienes Nacionales dispuso de seis condiciones para que todo marchara en orden con Food Court en esta ocasión, algunas de las cuales ya se nombraron: la nueva garantía de 1.624 UF, acompañar el proyecto actualizado para verificar si corresponden las superficies; la reubicación de quienes hoy están en el edificio; inscripción de escrituras públicas en el registro de hipotecas y gravámenes del Conservador de Bienes Raíces.

También, el compromiso de reservar los espacios para las oficinas de gobierno y la presentación de un plazo perentorio de un mes que sea fe del acuerdo entre locatarios y lo que se propone para ejecutar.