Bernard Arnault, el rey del lujo

“En los negocios tienes que aprender a ser paciente. Tal vez no soy muy paciente conmigo mismo, pero creo que lo que más he aprendido es a esperar algo, y obtenerlo en el momento correcto”.

Este es el sabio consejo de Bernard Arnault, el multimillonario dueño de marcas como Louis Vuitton, Givenchy, Christian Dior, entre otras. Hoy posee una fortuna aproximada de USD $64,3 mil millones de dólares según Forbes y que le hacen acreedor del apodo de “el rey del lujo”, un empresario arriesgado y ambicioso que siendo joven convenció a su padre de vender la empresa familiar dedicada a la construcción para invertir el dinero en la industria inmobiliaria.

Tras esto, y mientras se encontraba en Estados Unidos, decide comprar las empresas del grupo empresarial Agache-Willot, que para entonces estaba en bancarrota bajo el control de Christian Dior, Bon Marché y Conforama.

Compró acciones en LVMH a Henri Recamier, que en ese entonces era el dueño y presidente ejecutivo de Louis Vuitton. En la actualidad, es propietario del 47% de las acciones del grupo LVMH.

Además de todo este poder empresarial, es el dueño del hotel Le Cheval Blanc, un complejo hotelero de 34 habitaciones y un penthouse en los Alpes franceses, en la zona de esquí más grande del mundo, un yate clásico, un castillo en la isla Saint Tropez, una isla privada en Las Bahamas y recibió la distinción de Gran Oficial de la Legión de Honor, la más importante otorgada en Francia.

¿Qué harías si tuvieras tanto dinero?

Bernard Arnault