Conducción asistida, caso pionero en España

Gracias a la colaboración de varias empresas privadas y el desarrollo tecnológico de Telefónica, se presentó en Segovia, España, el proyecto de Ciudades Tecnológicas 5G, el primer caso de conducción asistida a través de la red. Para lograrlo, Telefónica ofreció su red 4.9G, la empresa SEAT prestó y modificó su auto, FICOSA desarrolló el dispositivo C-V2X , el que utiliza el vehículo para recibir señales de conducción, SICE adaptó los semáforos para darles la conectividad necesaria, Nokia ofreció el MEC (Multi-access Edge Computing) y el Ayuntamiento de Segovia aprobó la solicitud para que parte de la ciudad se utilizara para realizar las pruebas de esta nueva tecnología.

Con esta nueva funcionalidad, si nos acercamos en el auto a un semáforo que está a punto de cambiar a rojo, aparece una señal en el auto que dice “atención, semáforo en rojo” y el vehículo activa un sonido similar al que se emite cuando los cinturones de seguridad no están abrochados.

En otro ejemplo de la prueba realizada, con un semáforo que regula el paso por una intersección con zona de seguridad para que crucen peatones, se instaló un sensor térmico en la calle capaz de detectar cuando hay transeúntes cruzando la calle, lo cuál hace que el auto emita señales para avisar de la presencia de las personas. Estas señales se parecen a las que se emiten cuando el cinturón de seguridad no está abrochado o cuando se estaciona con un sistema de asistencia.

Aunque con este sistema el automóvil aún obedece a lo que el conductor hace, en un futuro se mejorará la seguridad de la conducción y se masificarán modelos como los autos y camiones sin conductor que simplemente responden a un sistema inteligente.

La ciudad de Segovia fue escogida para esta prueba porque su conectividad se adaptó recientemente a la última versión de 4G, o lo que llaman pre-5G. Esta red  resulta esencial para aplicar la tecnología, principalmente por su baja latencia y velocidad, que permite la recepción de la señal en márgenes de tiempo muy cortos, prácticamente instantáneos. Con esto, los autos podrán dar la respuesta apropiada ante distintas situaciones de tráfico, como parar frente a semáforos en rojo, activar la direccional para virar, acelerar o encontrar estacionamiento en la calle.

Cada día la tecnología nos facilita las labores y hasta realiza diversas tareas por nosotros, por lo que no debería extrañarnos si en un futuro podemos dirigirnos a la casa o al trabajo simplemente indicándole a un sistema inteligente dentro del auto nuestro lugar de destino.

Conducción asistida