Conoce la cocina 2.0, mucho más segura

Muchas veces tememos que nuestros hijos pequeños se quemen en la cocina cuando estamos preparando la comida y tenemos ollas o sartenes calientes sobre los discos, por eso ahora existen las cocinas de inducción electromagnética, las cuales sólo funcionan cuando se pone sobre los discos algún material metálico, una vez que la olla o el sartén se retiran del disco de la cocina, ésta baja la temperatura.

Además, estas cocinas cuentan con un bloqueo manual que permite que los niños, o cualquier persona que se acerque a la cocina, no pueda manipularla sin antes introducir la clave de bloqueo que hace que esta vuelva a funcionar.

En este tipo de cocina, una persona puede colocar su mano sobre un disco encendido, pero como no se genera el contacto con una superficie metálica, esta no produce calor.

Para probar que la cocina funciona, en el proceso de control de calidad se hace la prueba con imanes sobre las ollas y sobre los discos; los imanes deberían pegarse a las ollas que se adaptan a este sistema, y la cocina debería activarse ante la presencia del imán sobre los discos.

Otra ventaja que ofrecen las cocinas de inducción electromagnética es que resultan un 70% más rápidas en el proceso de cocción que una cocina común y, una vez que ha llegado al punto máximo de calor, se apaga sola, lo que además representa un ahorro de un 48% en consumo de electricidad.

cocina de inducción electromagnética