ENCUENTRAN LUGAR EN EL MUNDO CON AGUA Y SIN VIDA

Siempre se ha considerado que la presencia de agua es un factor importante para el desarrollo de la vida, pero la verdad es que eso no garantiza su existencia. Durante mucho tiempo, la mayoría de los científicos han asociado la existencia del agua como un signo de vida potencial, incluso en las condiciones más extremas, pero existe un nuevo estudio podría sugerir lo contrario.

Según este estudio que fue publicado en Nature Ecology and Evolution, incluso los extremófilos –organismos que viven en condiciones extremas– no pueden sobrevivir en aguas extremas. Los investigadores estudiaron los manantiales geotérmicos Dallol en la depresión Danakil de Etiopía, que tiene las masas de agua más ácidas, saladas y sobrecalentadas del mundo. El área es conocida por sus temperaturas altísimas y las tóxicas masas de agua de colores vibrantes en tonos de verde, amarillo, naranja y marrón, como resultado de un volcán subterráneo.

Los científicos han pensado durante mucho tiempo que cualquier organismo que pueda sobrevivir a un ambiente altamente salino y ácido, tiene que ser extremófilo. Otros estudios anteriores, pudieron detectar evidencia que sugería la existencia de secuencias de bacterias y de organismos unicelulares. Pero, según los investigadores, la evidencia podría haber sido contaminantes, biomorfos (microestructuras inorgánicas que simulan organismos vivos) o granos de sílice de tamaño nano que se asemejan a células pequeñas.

“Identificamos dos barreras fisicoquímicas principales que impiden que la vida prospere en presencia de agua en la Tierra y, potencialmente, en otros lugares, a pesar de que la presencia de agua en la superficie de un planeta es un criterio ampliamente aceptado para la habitabilidad”, explican los investigadores.

La ausencia de evidencia no significa necesariamente que no exista, pero hasta el momento no se han encontrado pruebas y, a menos que se encuentre algo que indique lo contrario, el área se considerará sin vida.