Un gran cambio disruptivo está ocurriendo con del comercio electrónico B2B

Sistema de Comercio  electrónico B2B  es el negocio de empresa a empresa y La tecnología  B2C negocio de empresa a persona.

Muchos podrán haber escuchado de los B2C, o más bien de los negocios que van de empresa a persona, estos son los portales de Falabella, Ripley, Walmart y ahora en gran parte del gigante americano Amazon. Pero poco se ha escuchado de los B2B, que son los que están detrás de estas grandes cooperaciones, B2B (empresa a empresa), es un mercado que está irrumpiendo fuerte, y tiene como característica que van del productor al revendedor, en palabras simples el pequeño, mediano o grande empresario que vende en grandes cantidades a revendedores de todo el mundo.

Las expectativas de los compradores B2B han cambiado y están impulsando la necesidad de funcionalidades similares a las utilizadas en el canal B2C (empresa a consumidor),

Muchos relacionan al e-commerce con la tecnología B2C (empresa a cliente final), que hoy se ve fuertemente atraída por el crecimiento sin límites de Amazon, pero pocos ven que detrás de ello, existe una significativa penetración de los B2B (negocio a negocio), que alimentan estos B2C y que ya están tomando interesantes maneras de posicionamiento en el mercado global; como dato de la causa, en América Latina, en promedio, solo el 2,5% de las empresas que tienen capacidad de exportar lo están logrando, esto es debido principalmente por falta de información, visualización y digitalización que tienen. Es por esto que se hace cada vez más importante el comercio de B2B y su paso a la digitalización.

Uno de los mayores problemas que enfrentan los marketplaces B2B existentes, se encuentra en el proceso de elaboración de fichas de productos. La estandarización de los contenidos recibidos de los proveedores se vuelve una tarea engorrosa, ya que la información les llega en formatos y lenguajes desordenados y diferentes entre sí.

El trabajo del equipo de ventas, compradores y del área de edición pierde en productividad al momento de ordenar los datos y agruparlos de manera manual en las distintas fichas de productos.

Sin una herramienta que permita automatizar el ingreso de nuevos SKU (generando patrones en los textos y categorizando cada familia de productos), la información es levantada de manera desordenada, el repositorio de atributos tiene errores y el equipo encargado de publicar estos SKU pierde productividad y aún menos capacidad de crear contenido de valor que maximice la rentabilidad y la rotación de inventarios.

Actualmente, los canales tradicionales de venta han comenzado a perder fuerza frente a la rápida aparición de canales de venta digitales en diversos formatos gracias a la constante evolución de la tecnología, y sobre todo, por su masificación.

Sin embargo, en una mirada más profunda, las nuevas tecnologías más que reemplazar los modelos tradicionales de venta, están presentando a los consumidores nuevas formas de acceder a los productos y servicios mucho más relacionadas con su contexto, donde la inmediatez, la simplicidad y la información son claves a la hora de tomar una decisión.

 

Por Sebastián Jaramillo Bossi.