medalla
Felicitamos a
PAULIE OLGUIN
Mejor Nutricionista 2017

El Gran Triunfador Fue la Democracia y el Gran Temor la Retroexcavadora

A una semana del triunfo de Sebastián Piñera, el gran triunfador ha sido la Democracia, en un acto muy  republicano la Presidenta Bachelet llama al candidato ganador, que no es de su coalición , y al día siguiente lo visita en su casa para hablar sobre el traspaso de mando.

Lo mismo fue pasando con varios Ministros que recibió Piñera en su casa esta semana. Aunque esto se vea como algo “normal”, esto esta muy lejos de serlo si lo comparamos con nuestros países vecinos, donde en el caso de Argentina, Cristina Kirchner acusa de fraude electoral, una vez que Macri fue anunciado ganador de las elecciones.

Nunca se pusieron de acuerdo para juntarse, es por esto que el diputado Argentino Mario Raul Negri, hace pocos días dijo “¡Que sana envidia tuve cuando el Presidente que perdió, levanta el teléfono, se toman un café juntos y no se dramatiza la vida. Solamente votó la gente y cambio el gobierno”!

En ese sentido seguimos en una senda democrática, que le hace bien a nuestro país y su estabilidad.

En el Sentido político, Sebastián Piñera, se transforma en el político de derecha más exitoso de los últimos 50 años, donde es reelegido por segunda vez, acabando con una historia democrática que en las últimas décadas siempre le ha correspondido a la centro izquierda.

Piñera tiene que seguir con su dialogo de unión, porque estratégicamente es lo que más le conviene. Tiene un congreso dividido, y no se le hará fácil gobernar, si no es capaz de llegar a acuerdos con partidos de Izquierda.

Hoy tenemos un país con un escenario bastante complejo y bien polarizado, el quiebre interno de la DC y las pataletas del PPD y PS, con acusaciones cruzadas sobre la estrepitosa caída de Guillier, harán difícil reestructurarlo, pero tienen 4 años para esto.

Dentro del análisis  de diferentes expertos durante la semana, el de Axel Kaiser es uno de los más interesantes, donde dice que; “Bachelet  corrió el cerco de lo posible y que Piñera tendrá que jugar en una cancha más tirada a la izquierda”.

Me parece bastante asertivo, porque en el segundo periodo de  Michelle Bachelet, se le vio impulsando sus ideas con mucha fuerza y decisión, poniendo en el debate ideas de izquierda profunda y reformas en esta linea.

Por otra parte el cientista político Patricio Navia, apunto a que la derrota estuvo mucho más enfocada al mal y el “flojo”  desempeño del candidato elegido por la izquierda.

Desde mi punto de vista, el gran triunfo de la centro derecha, estuvo marcada por el miedo del electorado. Si bien hubo una campaña del terror en ambas candidaturas con frases como “Chilezuela” o “Le meteremos la mano a los que más tienen”, esto no intercedió en la decisión final, el gran miedo no estuvo ahí.

Nuestro país le teme a los grandes cambios, se asusta cuando el extremo se mete a opinar, y decir que todo está malo y que tiene la capacidad de modificarlo. 

Chile es un país temeroso y es ahí donde el PC, tuvo un rol determinante en la tremenda derrota de Guillier. En una primera parte de la campaña, se veía mucho al candidato de la izquierda con el PC, y esto lo vieron los demás partidos, que pidieron más presencia, y sacar a unos personajes del PC.

Esto si asusto al electorado, sumemos a que Guillier tuvo una pésima performance en sus debates y cayo mucho en populismos que la gente si visualizo, y simplemente no le creyó. Y para terminar no fue capaz de darle un buen guiño al Frente Amplio, para que lo apoyará, también movidos por el miedo que se le fueran los votantes del centro. Realmente un conjunto de cosas que lo llevaron a perder por tanta diferencia.

La verdad es que no creo que la gente quiera grandes cambios, muchas veces pareciera  que si, pero cuando nos damos cuenta del desarrollo económico que ha tenido Chile en los últimos años, que estamos mejor que nunca en la historia del país, que la pobreza ha bajado un 50% a menos de 10%. Que nunca ha habido más movilidad social.

Los Chilenos muestra preferencias por un candidato, ya sea de izquierda o derecha, pero moderado, al que es capaz de perdonarle todo, siempre cuando mantengamos lo que hoy esta, mejorando por supuesto, pero no quiere retroexcavadoras y grandes cambios al sistema.

Serán 4 años difíciles para Piñera, tendrá que arreglar y ajustar algunas piezas, pero tampoco podrá hacer grandes cambios.

Lo que si tiene que lograr, es dejar la cancha lista para que su legado continúe con otro candidato de su sector, sino volvería a caer en lo mismo, y esto tiene que lograrlo dejando su individualismo de lado.

Por otra parte, la izquierda, tiene que volver a rearmarse y ver si se inclina más hacia el Frente Amplio, se vuelve a rearmar con la DC, como fue la concertación o volver a la nueva mayoría.

Ellos saben que tendrán que ceder y ordenar a sus lideres, pero lo que si esta claro, es que si la izquierda se inclina hacia el Frente Amplio, lo más probable es que deje a  la derecha, la posibilidad de ser reelegida  por varios periodos más.

 

Por  Sebastian Jaramillo Bossi