Inversiones en arte… más rentable que la Bolsa

El arte es un medio para expresar sensaciones, ideas, emociones y una opción para multiplicar sus ahorros a tasas superiores a las que ofrece el mercado accionario; esta es la vía para obtener rendimientos promedio de hasta el 20% en períodos de inversión de entre cinco y siete años.

Comprar un buen cuadro o una bonita pieza es una magnífica inversión porque coleccionar arte resulta ser atractivo ya que tiene un activo real y tangible, razón por la que no se ve golpeado con los cambios de la bolsa.

Javier Lumbreras, Ceo del fondo de inversión en arte ArteMundi Global Found, contó a CNN Expansión que: “a este activo no le afecta el incremento o baja en las tasas de interés ni el tipo de cambio, ya que las piezas pueden venderse en diferentes monedas sin perder su valor dependiendo del mercado en el que se compren”.

El grafico titulado Art Markets Research Developments, que mide en ordenadas y porcentajes el aumento del valor del número de obras de arte vendidas en subastas y ventas tanto privadas como abscisas, demuestra en su resultado final que el índice S&P 500 de EEUU(considerado el más representativo de la situación real del mercado) ha aumentado. Esto quiere decir que en 10 años, un 33% y casi todas las obras de arte vendidas, han logrado superar el aumento del valor del índice.

GRAFICA

A modo indicativo, referentes como Paul Delvaux, James Ensor, y otros grandes artistas del arte belga del siglo XX –más de 2.000 obras- han incrementado su valor un 1.146%. Las obras de arte español del mismo siglo, aumentan alrededor de 475% con artistas como: Picasso, Tapies o Dalí. Posterior a estas, las obras de arte después de la II Guerra Mundial ascendieron en un 440%, con una apreciación superior al 33% del S&P 500.

En el caso de artistas que están bajo ese porcentaje de apreciación tales como: Filippo Lippi, Antonello da Messina, Leonardo da Vinci, Tiziano, Raphael y Caravaggio, entre otros, puede ser a raíz de que sus cuadros ya se encuentran en los mejores museos del mundo, por ende no ha habido ventas de ellos.

Algunos de los cuadros con mayor cantidad de ventas y subastas de la última década y que han acumulado grandes ingresos son: “Pablo Picasso: 3.430 millones de dólares; Andy Warhol: 3.380 millones; Zhang Daqian: 2.030 millones; Qi Baishi: 1.910 millones; Francis Bacon: 1.500 millones; Claude Monet: 1.430 millones; Gerhard Richter: 1.390 millones; Alberto Giacometti: 1.170 millones; Mark Rothko: 1.110 millones y Jean Michel Basquiat: 1.090 millones”.

Pese a la agitación política que ha ocurrido a nivel mundial y que genera evidente incertidumbre económica, este mercado se ha convertido en una apuesta segura en cuanto a rentabilidad y la revalorización a largo plazo de esta área ha abierto una nueva puerta que permite a sus seguidores dejar de ser coleccionistas y aprovechar el lado positivo de obtener un rendimiento económico