“Kempinski” inaugura primer hotel de lujo en el corazón de la Habana Vieja

El  primer centro comercial cubano de estilo europeo, propiedad de la familia Gómez Mena, se prepara para abrir sus puertas tras un largo proceso de reconstrucción; esta vez convertido en el Gran Hotel Manzana Kempinski, la cadena hotelera de lujo más antigua.

Este ostentoso hotel tiene 246 habitaciones y soñadas “suites” con tamaños que van desde 40 hasta 150 metros cuadrados, techos altos y ventanales franceses. Entre sus servicios cuenta con un Spa administrado por Resense, que ofrece más de 1.000 m2 para relajarse, tres restaurantes, el bar del recibidor y una extraordinaria piscina en el último piso. En la primera planta se mantendrá la función original de galería de tiendas.

11111

Markus Semer, presidente de la Junta Directiva Kempinski, detalló en conversación con otro medio: “nos complacerá mucho inaugurar en esta primavera este excelente hotel en La Habana”. Vale decir que el contrato de la administración y comercialización ya se ha firmado entre Hoteles Kempinski y el Grupo de Turismo Gaviota.

222222

El lujoso hotel de 5 estrellas, ubicado en el centro histórico de la capital, ofrece una privilegiada vista hacia el Parque Central. Además, su ubicación se encuentra cerca de prestigiosos lugares como el museo de Bellas Artes, los teatros Martí y García Lorca y a poca distancia de la hermosa ciudad turística Varaderos.

Carlos M. Latuff, presidente ejecutivo del Grupo de Turismo Gaviota, ahondó en la importancia que tiene el ganar nuevos socios de prestigio internacional para así continuar con el rescate de otras instalaciones antiguas como los hoteles Beigsy y Metropolitano, los cuales se proyectan a largo plazo.

La historia de 120 años del terreno aún mantiene la fachada del lujo europeo del siglo XX en La Vieja Habana. Sin duda, la histórica Manzana de Gómez se verá completamente distinta