Champú seco, como utilizarlo

El champú seco además de ser una herramienta básica del styling por darle volumen al cabello, también ayuda a eliminar la grasa de éste.

El champú seco ha adquirido mucha fama en la sociedad gracias a su increíble poder de alargar el aspecto de “pelo limpio” entre lavado y lavado, lo que es de mucha ayuda para las chicas que tienden a acumular grasa en el cabello de manera muy rápida y no quieren lavarse el cabello todos los días.

Y aunque básicamente ya no existe alguna mujer en el planeta tierra que no haya usado este producto, existen muchos errores que suelen cometer al momento de aplicarlo. Por esta razón en Poder y Placer hemos decidido compartir contigo cual es la manera correcta de utilizar este champú para obtener resultados increíbles.

  • No apliques directamente o demasiado cerca del cuero cabelludo.

Si tienes una presentación en Spray debes saber que actúan muy bien sobre el cabello por lo que no es necesario aplicarlo tan cerca del cuero cabelludo sino los resultados no serán los deseados. Aplícalo con una distancia de 15-20 cm de tu cuero cabelludo permitiendo que el producto se distribuya de manera natural.

  • Masajea el cuero cabelludo.

Cuando hayas aplicado el polvo asegúrate de masajear con tus dedos difuminando por todo el cabello, esto ayudará a evitar que la textura se vea grasienta o queden manchas blancas. Además masajear es un plus para añadir volumen a tu cabello.

  • Deja actuar unos minutos antes de masajear.

Si bien es recomendable masajear el cuero cabelludo luego de aplicar este producto, asegúrate de primero dejarlo actuar por unos minutos para que absorba toda la grasa de tus raíces. Luego puedes comenzar a masajear y cepillarlo de manera habitual.

  • Utiliza el color acertado.

Por si no lo sabías, este tipo de champú  suele tener diferentes presentaciones dependiendo de tu color de cabello, por lo que si tu cabello es castaño oscuro debes utilizar uno para cabellos oscuros y si tu cabello es rubio debes utilizar uno para cabellos claros, de lo contrario podrías alterar el color de tu cabello y obtener resultados que no te agraden.

  • Aplica en zonas estratégicas.

No se trata de aplicar el champú en todo el cabello, la idea es eliminar el aspecto grasoso. Por lo tanto aplica principalmente en las zonas más afectadas como son las raíces más que las puntas. Si lo aplicas en las zonas que no tienen grasa solo conseguirás que tu cabello quede tieso y sin brillo.