Huracán Irma y su paso por Estados Unidos

El huracán que ha hecho estragos en países del caribe, ahora ha sido degradado a tormenta tropical.

Luego de su paso por Cuba y República Dominicana, donde dejo muchos daños y un estimado de 30 muertos, el Huracán Irma tocó tierra el domingo por la tarde en territorio Estadounidense, específicamente en el estado de Florida donde dejó vías inundadas y árboles caídos además de colapso de grúas en la ciudad de Miami y 1.5 millones de usuarios sin electricidad, aunque afortunadamente sin muertes ni accidentes por el momento.

A pesar de que la velocidad de los vientos ha bajado hasta 110 km/h, todavía se mantiene la alerta de marejadas y de vientos fuertes que ponen en peligro a los habitantes y las propiedades del estado de Florida.

En base a estos hechos el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado el estado de Florida zona de catástrofe y se desplazará al estado en los próximos días para valorar los daños y visitar a los perjudicados, sin embargo, se estima que el costo para revertir los daños causados por la tormenta ascienda a unos US$100.000 millones.

Sumado a todo esto, también se registraron varios saqueos en la ciudad de Miami de personas que aprovechaban la situación para robar en tiendas. Hasta el momento se reportaron 30 arrestos relacionados con robos a establecimientos.

Luego de estos sucesos Irma, que ha sido degradada a tormenta tropical, continua su paso por los Estados Unidos ahora en dirección a los estados de Georgia, Alabama, Misisipi, Tennessee y Kentucky, de acuerdo con la última previsión del Centro Nacional de Huracanes publicada este lunes.

A su vez, el servicio Meteorológico Nacional advirtió los posibles efectos que generará Irma en los estados de Carolina del Sur y Georgia considerando que es altamente posible que el Huracán impacte en dicha área.

Aseguran que los efectos podrían ser caídas de árboles, cortes de luz y daños en las líneas eléctricas además de altas inundaciones, riesgos de tornados, lluvias, desbordes de ríos y condiciones marítimas altamente peligrosas.