Llega a Chile el nuevo Ferrari GTC4Lusso

  • El nuevo GT del Cavallino Rampante, arriba a nuestro país con un imponente diseño, renovada arquitectura interior y avanzada tecnología en conducción e infoentretenimiento.
  • Alcanza una velocidad máxima de 335 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, gracias a su motor V12 que lo transforma en el vehículo más potente del segmento de super lujo.

Innovación, versatilidad, performance, deportividad y elegancia toman un nuevo significado gracias al Ferrari GTC4Lusso. La berlina del Cavallino Rampante es poderosa y a la vez sofisticada, deportiva y lujosa, haciendo de cualquier viaje una experiencia radicalmente distinta a cualquier otra.

El nuevo integrante de Ferrari, que representa la evolución del modelo FF, es un vehículo de 4 plazas diseñado para clientes que buscan experimentar la emoción de conducir un Ferrari en cualquier forma, momento y lugar, y que exigen potencia sin renunciar al confort interior, elegancia deportiva y detalles impecables.

El GTC4Lusso llega a Chile para encantar a un segmento en permanente búsqueda de nuevas siluetas que proyecten la perfección, el lujo y la deportividad que solo el fabricante italiano puede entregar.  Esbozado en el Ferrari Design, el GTC4Lusso destaca en su diseño por las formas y estilo de su parte trasera, donde se rebajó la curva del techo, pero manteniendo suficiente volumen para garantizar espacio y confort excepcional a sus ocupantes. En el frontal, una amplia y única rejilla otorga una imagen que transmite potencia, mientras que el sello distintivo Ferrari con sus luces traseras gemelas, enfatizan un carácter imponente.

En su interior, la nueva arquitectura de cabina doble (Dual Cockpit) está diseñada para realzar la experiencia de conducción compartida tanto para el conductor como el acompañante.  El puesto de conducción ha sido rediseñado con un volante más compacto que permite leer más fácilmente la instrumentación en su parte alta. Los mandos son también nuevos y diferentes en forma, función y ubicación, con el objetivo de mejorar la ergonomía y facilidad de uso.

En la división central que los separa al conductor del acompañante se encuentran los controles orientados y comunes a ambos. En tanto, el espacio del copiloto fue específicamente diseñado para asegurar que todos los mandos estén al alcance de la mano. También es más cómoda gracias a unos reposabrazos más suaves y amplios, y el fácil acceso a los distintos compartimentos de almacenaje. La pantalla táctil exclusiva del acompañante le confiere su toque final moderno.

La intensa investigación y desarrollo ha llevado al motor V12 de 6.262 cc a una potencia máxima de 690 HP, cifras que convierten al GTC4Lusso en el vehículo más potente de su segmento. El par máximo es de 679 Nm a 5.750 rpm, con un 80% disponible a 1.750 rpm que se traduce en una rápida respuesta del acelerador, permitiendo al GTC4Lusso una increíble versatilidad de uso en modo deportivo o Gran Turismo tanto en trayectos urbanos como en largos viajes.

Las nuevas prestaciones del V12 son posibles gracias a una serie de soluciones técnicas como el nuevo diseño de las cabezas de pistones, la última evolución del software de control anti-knock y la inyección Multispark, que permiten alcanzar una velocidad máxima de 335 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos.

Para destacar los dotes de Gran Turismo del GTC4Lusso, Ferrari incluye un nuevo e intuitivo sistema de infoentretenimiento que asegura la accesibilidad inmediata a todas sus características y contenidos. La pantalla táctil HD de 10.25” es compatible con el sistema Apple CarPlay y destaca por una interfaz rediseñada y simplificada que incluye el sistema Split View para ver contenidos diferentes de manera simultánea. Además cuenta con un sistema de navegación por satélite con cartografía en 3D.

El GTC4Lusso supone un avance extraordinario al introducir una nueva lógica de conducción del vehículo en cualquier tipo de condición. Tras debutar con el Ferrari FF, el sistema de tracción integral en sus cuatro ruedas 4RM (4 Ruote Motrici) evoluciona al incluir por primera vez un eje trasero direccional asociado a este sistema de tracción total.

Esto permite girar levemente las ruedas traseras en sentido contrario a las delanteras para agilizar maniobras de baja velocidad, para luego cambiar su giro y adoptar el mismo sentido de las ruedas direccionales para aumentar la estabilidad.

Esta nueva lógica de conducción denominada 4RM-S (4 Ruote Motrici e Sterzanti), está desarrollada sobre la base de la cuarta generación del Sistema de Control de Deslizamiento (SSC4) y que comprende el diferencial electrónico E-Diff y sistema de suspensión de la amortiguación (SCM-E), que ayudan a mejorar el rendimiento y el confort en superficies irregulares.