medalla
Felicitamos a
PAULIE OLGUIN
Mejor Nutricionista 2017

Mindful eating: un nuevo estilo de vida

Ninguna dieta es tan poderosa como la propia conciencia.

El mindful eating nos enseña a disfrutar la comida de manera consciente y sin remordimientos, esta práctica consiste en atender plenamente el acto de comer, dedicando nuestra atención y energía únicamente a eso en el momento que lo hacemos.

El objetivo principal de esta tarea es poner atención en la manera en que comemos y las emociones que despertamos al momento de hacerlo para lograr identificar algunos patrones alimenticios o hábitos prejudiciales y optar por trabajar en ellos y mejorarlos.

La comida y los sentimientos suelen ir de la mano y en ocasiones nos juegan una mala pasada, llegando al punto de hacernos querer controlar nuestra montaña rusa emocional a través de la alimentación y llegando a comer por tristeza, estrés, nervios, ansiedad o incluso aburrimiento y no por una necesidad fisiológica.

¿Cuándo realmente comemos por hambre? Es la pregunta clave  para aquellos que han decidido tomar viaje en el camino del mindful eating y el cambio favorecedor se produce en el moemento que se vuelven capaces de identificar cuando tienen hambre física y cuando se trata sólo de hambre emocional.

Una vez que logramos diferenciar ambos y a su vez identificar cuando quedamos completamente satisfechos a nivel fisiológico, podemos decir que estamos comiendo conscientemente y aplicando el mindful eating en nuestra vida.

Luego de esto, los resultados no tardarán en llegar y son realmente positivos. Los beneficios van desde lo físico hasta lo emocional, especialmente cuando vamos desarrollando más este hábito y nos hacemos consciente no solo de cuando realmente requerimos comer sino también de lo que decidimos comer.

Además, también nos permite identificar las necesidades subyacentes que hay detrás de cada una de nuestras conductas: falta de amor, miedo a la soledad, paradigmas asociados con la alimentación, etc.

La consciencia es el verdadero camino para conseguir los resultados deseados, despídete de las dietas inservibles y los incontables castigos cargados de culpa, atrévete a aplicar este nuevo hábito en tu vida y los resultados favorecedores irán mucho más allá de lo superficial.