MOOD FOOD: ¡dime qué comes y te diré qué tan feliz eres!

¿Puede la alimentación hacernos más felices? ¡Absolutamente sí! Por lo menos eso lo afirman quienes practican el “mood food”, una tendencia que se ha propagado desde Japón al mundo entero con un único y claro objetivo: mejorar el estado de ánimo de las personas.

Según este movimiento, la clave para alcanzar el bienestar se encuentra en la misma composición de los alimentos. Por esto, se busca ingerir productos que estimulen la liberación de serotonina, endorfinas, dopamina y noradrenalina, sustancias que, entre otras cosas, aumentan la intolerancia al dolor, reducen la irritabilidad y ayudan a regular el sueño.

La tendencia privilegia el consumo de alimentos ricos en triptófano, aminoácido esencial precursor de las hormonas de la felicidad, el cual no puede ser fabricado por el organismo. También incentiva la ingesta de minerales y carbohidratos que tengan un bajo índice glicémico, esto, para evitar el efecto rebote de otras fuentes de energía.

Del mismo modo, este nuevo estilo de vida saludable insta a evitar los productos refinados (azúcar y harina blanca), carnes rojas, grasas saturadas, alcohol y todo lo que aumente el PH básico. Del mismo modo, se considera un error comer en un estado mental de poca armonía, ya que dificulta la digestión generando malestar.

Imagen 1

Alimentos para la autosatisfacción

La lista es abundante, tal vez tan extensa como la generosidad misma de la naturaleza. Por ejemplo, para liberar endorfinas los alimentos picantes son un buen aliado, y el yodo, presente en maricos, favorece la sensación de placer, desinhibiendo a las personas. Del mismo modo, la piña, el chocolate (en su justa medida) y las espinacas estimulan la energía positiva.

Pon atención a esta selección de alimentos felices. ¡Toma nota!

Aceite de lino

También conocido como linaza, se constituye como una fuente importante de ácidos grasos omega 3, indispensables para prolongar los efectos positivos de una dieta mood food en el tiempo.

Anacardo

Fruto seco tropical de sabor dulce, conocido en Chile como “castaña de cajú”. Es un alimento rico en vitaminas del grupo B, selenio, calcio, magnesio y en ácidos grasos esenciales omega 6. Ayuda a combatir la ansiedad.

Almendras

Su contenido en triptófano aumenta la producción de serotonina, produciendo un efecto relajante. Al mismo tiempo, promueve la actividad cerebral, ayudando a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Imagen 2

Plátano

Contiene dopamina, la hormona del placer y triptófano. Es una buena fuente de energía y aporta vitaminas A, C, B1, B2, B6, B9 y E. Puede ser un buen aliado para combatir la depresión.

Espinaca 

Su componente estrella es el ácido fólico, que ayuda a combatir la depresión y la irritabilidad. Su consumo regular proporciona beneficios a nivel neurológico.

Manzana

Regula los niveles de energía y favorece las funciones neuronales, fortaleciendo agilidad mental. Es una de las pocas frutas recomendadas para diabéticos. ¡Cómela con cáscara y aprovecharás todos sus nutrientes!

Arroz integral

Contiene más proteínas, vitaminas, minerales y fibra que la versión blanca. También tiene un índice glicémico más bajo que ésta, transformándose en una fuente de energía más saludable para una dieta feliz.

Cardamomo

Originaria de la India, esta especie ayuda a combatir los gases y favorece la digestión, ayudando al correcto funcionamiento del cuerpo. Su aroma ayuda a combatir la depresión y reduce el estrés.

Maracuyá

Contiene vitamina A y C, del complejo B, también minerales como el potasio, fósforo y magnesio.  Se le adjudican propiedades calmantes, anti insomnio y anti estrés.

Quínoa

Contiene proteínas de alta calidad, similares a las que se encentran en la carne y la leche. Es un pseudocereal de múltiples usos culinarios y muy útil en dietas vegetarianas. Tiene un bajo índice glucémico y combate el estreñimiento.

Pasta curry

Mezcla de hierbas y ajíes. Su color dependerá del grado de picor que presente. Esta característica le permite favorecer la liberación de endorfinas.

Miel

Alimento milenario. Se caracteriza por sus propiedades antisépticas y tónicas, también por ser rica en enzimas.

Jalea real

Su alto contenido de nutrientes la transforman en un alimento ideal para momentos de cansancio. Ayuda a combatir el estrés y el agotamiento intelectual.

Si te interesa el este tema, te recomendamos leer el libro “Mood Food, La Cocina de la Felicidad”, de Miguel Ángel Almodóvar.

¡Bon appétit!