El ejercicio y la vida sana sí ayudan a acercar a padres e hijos

En el acelerado ritmo de vida que llevan los padres hoy, largas jornadas de trabajo dentro y/o fuera del hogar, largos tiempos de desplazamiento, cansancio etc. el tiempo destinado a la recreación, al bienestar, a compartir con la familia, hijos, amigos, se ha tornado un bien escaso. Los padres suman a esta acelerada vida, muchas veces la culpa de “no dedicarle tiempo” a los hijos; no saber muy bien cómo generar espacios para compartir actividades lúdicas, o sienten la frustración de tener que dejar de hacer cosas que les gustan para destinarlo a los hijos.

Ninguna de las alternativas anteriores es grata, uno, se toma como un deber, dos, se siente como sacrificio. En ambos casos no hay goce ni disfrute ni para los padres ni para los niños o jóvenes, aumenta el sedentarismo, los niños cada vez realizan menos actividades aeróbicas, pues prefieren estar con todos los elementos tecnológicos que disponen. Cuántos de nosotros no hemos escuchado la pregunta: ¿dónde vamos hay Internet?, porque no pueden estar desconectados de su mundo virtual.

Para Daniela Reinero, psicóloga especialista en adolescencia y familia de la Universidad Portales, “las familias deben abordar el “invento” de actividades extraordinarias como paseos fuera de la ciudad, picnic, subir un cerro, ir al cine… etc. Y como es una actividad extraordinaria, se realiza una vez al mes, o cada dos o con más tiempo aún de distancia. Lo que buscamos es un espacio que sea un punto de encuentro y que se integre a la vida cotidiana de padres-hijos y que no sea en torno a las tareas o la comida”.

“Un lugar saludable, entretenido, en que exista una variedad de opciones de modo que todos, padres e hijos encuentren en ese lugar compartido una actividad, que aunque no la realicen necesariamente juntos, están juntos. El deporte o cualquier actividad física sostenida y constante es un aporte a nuestra salud, a la prevención de enfermedades, al bienestar psicológico, pues produce endorfinas, hormona que nos produce un estado de relajación y alegría”, agrega la profesional.

Hay varias alternativas que se ofrecen, pero no contemplan la realización de la actividad como grupo familiar, donde todos puedan acceder a lo que prefieren. Abordando todas estas problemáticas, la cadena de gimnasios Pacific Club ha creado un plan que cubre y da respuesta a las necesidades e inquietudes de las familias chilenas, esto a través de un plan denominado “Plan Kids” dirigido a las familias que tengan hijos entre los 3 y 12 años, donde los padres pueden compartir junto a sus hijos clases como Aeroboxs kids, Kick Boxing kids, Baile entretenido y zumba kids, o simplemente efectuar su rutina llegando al bienestar e interés en común que beneficia la comunicación y experiencia familiar.

Daniela Reinero ratifica que “es una experiencia muy gratificante. Desde muy pequeños se les puede inculcar el gusto y hábito y la consciencia de la actividad física como pilar de la salud y el bienestar. Constituirlo como espacio de compartir y de diversión, aun realizando actividades por separado, por ejemplo uno toma clase de baile y el otro una rutina de pesas. Lo esencial es que padres-hijos se unen en un interés común, y eso es lo relevante”.

“Plan Kids” permite que las familias todos los días sábados y domingos, de acuerdo a los días y horarios de cada una de las sucursales, puedan acceder a esta instancia que no sólo promueve la vida sana, sino que genera empatía, gustos en común, e incluso recuerdos que perdurarán por siempre en la familia

Si usted quiere obtener mayor información sobre valores, condiciones, formas de pago puede acceder a http://www.gimnasiopacific.cl/promociones.html