Parker, acercándonos al sol

La NASA lanzará este mes una sonda al espacio llamada sonda Parker (en honor al astrofísico Eugene Parker), se acercará a 6,3 millones de kilómetros del sol, con capas protectoras hechas de carbono capaces de soportar hasta 1.400 grados y con telescopios de última tecnología para poder observar con detalle la corona, la atmósfera solar y el origen de los vientos solares que provocan explosiones y gases en la órbita de la estrella.

Esta sonda viajará por el espacio a una velocidad de 700.000 km/h y pesará 685 kg. Este aparato está destinado a hacer 7 viajes al sol en un total de 7 años, siendo el primero este mismo mes y finalizándolo en noviembre, en el que estará a 6,3 millones de kilómetros del sol. Despegará desde la base espacial Kennedy, en Florida, entre el 11 y 19 de agosto.

Además de la protección de carbono para soportar el calor, la sonda cuenta con alas de paneles solares capaces de desviar la luz y el calor gracias a sus sistemas de refrigeración integrados, de modo que no le afecten directamente a la sonda, y su tecnología interna se podrá mantener funcionando a una temperatura ambiente de entre 15 y 25 grados.

Está previsto que la nave regrese a la Tierra en 2025 con imágenes, videos y estudios más detallados de lo que ocurre al interior del sol.

Los terrícolas cada vez más necesitamos saber más de otros planetas

sonda parker 2