Patinaje para olvidar el dolor

La alcaldesa de Maipú, Catherine Barriga, inauguró ayer una pista de patinaje en Maipú, concretamente en el lugar conocido como “La Medialuna”, que durante el gobierno militar fue un centro transitorio de detención y tortura, según el informe de la Comisión Valech. Los detenidos que pasaban por ahí eran luego trasladados a la 25 Comisaría de Maipú o el Cuartel de Investigaciones.

Miguel Ángel Romero, una de las víctimas de las torturas en este centro, relató su experiencia al medio local La Batalla: “Empezaron a dar vuelta a la manivela. Una hora y media, suave. Sentía pinchazos, pero no dolor. Ya después me rompieron los pantalones completos, y un cable me los pusieron en un testículo, y el otro en la muñeca. Ahí empezó más fuerte, tan fuerte que me desmayé”.

Luego de años de abandono, ese lugar, que era usado hasta diciembre pasado como estacionamiento, fue reinaugurado como pista de patinaje para dar una opción más de recreación a los vecinos de la comuna. El recinto tiene una capacidad de 950 personas y cuenta con 6 torres de iluminación, 12 baños, piso de baldosa y acceso para personas con discapacidad.

La inversión total asciende a 480 millones de pesos y fue financiada por la Universidad de Las Américas y bautizada como “Los Toros”, para conmemorar que este centro también sirvió para recluir ganado utilizado en rodeos.

Los concejales de la comuna valoran la remodelación del lugar, pero solicitaron a la Alcaldesa instalar una placa conmemorativa en honor a las víctimas de tortura que pasaron por ahí durante el gobierno militar, así como no remodelar algunas de las bancas. Sin embargo, esto fue descartado por Barriga.

Con este nuevo lugar de esparcimiento, los vecinos de Maipú disfrutarán más sus vacaciones de invierno y convierten un lugar de dolor en uno de diversión y alegría.

 

Pista patinaje