Reglas básicas para el cuidado de la piel

Una buena rutina de cuidado de la piel puede ayudar a retrasar las primeras señales del envejecimiento y prevenir problemas dermatológicos como el acné, aparición de manchas, resequedad, eccemas, entre otros.

Sea cual sea la naturaleza de tu piel, aquí compartiremos contigo 8 reglas indispensables para el cuidado del cutis:

  • Cuida tu piel según el tipo. Para darle el cuidado acertado a la piel según su naturaleza, debes asegurarte de conocer el tipo de piel que posees antes de elegir los productos que utilizarás. La piel seca tiene diferentes necesidades a la piel grasa.
  • Presta atención a las zonas más sensibles. Algunas partes del rostro poseen una capa de piel mucho más sensible por lo que requieren de un trato diferente, tal es el caso de la zona de los ojos y labios.
  • Una limpieza delicada. Para cuidar la piel sensible es importante limpiarla constantemente, para ello utiliza desmaquillantes con propiedades ricas en vitaminas y que aporten hidratación a tu piel. Recuerda siempre limpiar el rostro de manera delicada y con movimientos ascendentes muy suaves, sin arrastrar o estimular excesivamente la piel del rostro.
  • Utiliza protector solar diariamente. Los rayos UVB causan daños irreversibles a la piel, debido a esto es de suma importancia utilizar protector sola todos los días incluso si solo estaremos expuestos al sol tan sólo unos minutos.
  • Exfolia tu piel. La exfoliación es indispensable en el cuidado de la piel, con unas dos o tres veces por semana basta para mantener una piel suave. Recuerda usar un exfoliante adaptado, purificando y suavizando la piel respetando su equilibrio.
  • La hidratación es esencial. De más está decir que mantener la piel hidratada es fundamental para el cuidado de ésta. Para mantener un nivel ideal de hidratación, es importante hidratar diariamente el rostro con cremas humectantes o hidratantes generalmente durante la noche.
  • Cuidado con las agresiones externas. Los factores externos tales como la contaminación, el tabaco e incluso el estrés afectan de igual forma a la piel. Debido a esto es importante mantener un equilibrio entre tu cuidado diario y estos factores. Asegúrate de lavar tu rostro todas las noches así no hayas usado maquillaje durante el día.
  • No olvides los labios. Los labios también son parte del rostro y merecen un cuidado especial. Cada vez que lo requieras aplica una crema reparadora para los labios, recuerda que esta zona es sumamente delicada por lo que puedes aplicar el producto diariamente.