Hay que satisfacerse de dolor para ser un gran emprendedor

La búsqueda del emprendimiento puede nacer con algunas cualidades y capacidades personales,  el que emprende lo realiza.

 

¿Qué es el espíritu emprendedor? Es lograr la iniciativa, innovación, creatividad, saber tomar decisiones y tener una respuesta positiva ante la vida. Eso hay que enseñarlo desde el momento de la niñez, los valores y virtudes de la educación.

 

Para cambiar la mentalidad, es el chip. Si hoy no se quiere tener una empresa, tal vez después sí. Conforme se avanza, se da formación a los que están interesados y decididos a crear una pyme o grandes empresas.

 

La raíz de ser un emprendedor uno de los principales tips son “me encantaría, tengo un proyecto, quiero dejar mi trabajo para emprender”. Para decir Soy emprendedor son las principales respuestas que recibo automáticamente.

 

Emprender no es para todos, una sociedad se crea con diversidad de los talentos y todos son fundamentales, siempre es la misma respuesta, ¿te has preguntado si naciste para hacerlo?

 

Ser emprendedor la mayoría lo definen un arte, un arte que mezcla la estética, la ética y el trabajo sin parar, no hay descanso. Se dice que no todos nacieron para emprender, no todos los emprendedores pueden lograr a triunfar, ser emprendedores no es el mejor que cualquier otra profesión u oficio y ser emprendedor no te garantiza absolutamente nada.

 

Uno de los datos relevantes es que Chile posee más del 92 % de los emprendimientos fracasa. La pregunta es ¿te inscribirías en una carrera con esa tasa de fracaso?

 

La sociedad le gusta disfrutar del riesgo y de la adrenalina que se va presentando en el día a día, en los desafíos, objetivos, metas, etc. Esto puede ser los resultados del triunfo o puede ser provocado también como un arma de doble filo.

 

Esa idea que proviene de la sociedad moderna cuando se dice “no quiero ser un empleado toda mi vida”, gran parte de la sociedad, te vende una idea, esto de ser emprendedor, como ser cool que es lo máximo, es más BKN, algo así.

 

Para emprender hay que pasar varios riegos obstáculos, se llega a la conclusión si se tiene talento para ello o no se tiene. No hay ciencia, te puede ocurrir de todo, lo más probable es una frecuencia de preocupaciones, decepciones, frustraciones, mucha angustia, ansiedad, dolores de cabeza, se te caerá el pelo, dormirás poco, trabajarás mucho, tendrás pocos amigos, no tendrás tiempo para tu familia, Te encontrarás en una bomba de tiempo no distinguirá si es de día o si es de noche, no tendrás vacaciones programadas, no tendrás fines de semana por ley, no tendrás descansos por salud, comerás mal, soportarás a malos competidores, envidias, incluso sufrirás amenazas, muchos y muchas intentarán aprovecharse de ti y sin que te des cuenta, etc., etc.

La conclusión de todas estas respuestas ser emprendedor es un arte, y todo arte requiere talento, y el talento no se aprende, simplemente llega a tu ADN como un don. Solo es cuestión de actitud, enfoque, disciplina y sobre todo es “sin llorar”, tener cuero de chancho como se dice.