TU BIENESTAR EMOCIONAL TAMBIÉN ES IMPORTANTE

Una semana ha pasado desde la primera manifestación por el alza de las tarifas de la locomoción colectiva en Santiago. Si bien ese fue el móvil que desató las manifestaciones, el descontento venía desde antes, debido al sistema de pensiones, la baja calidad de la educación pública, el precario sistema de salud, la desigualdad social, el alto costo de vida y los bajos salarios, entre otras causas.

Sin embargo, el cansancio es inevitable, han sido 7 días de no parar la lucha que, para la mayor parte de los chilenos, es necesaria. Pero también es necesario mantenerse bien y alerta, el cansancio puede producir angustia y estrés. Acá te entregamos algunos consejos para mantener tu bienestar emocional en estos tiempos de crisis.

  • Haz yoga y meditación: entre media y una hora al día es suficiente. Hay convocatorias masivas de este tipo de actividades, pero si prefieres hacerlo en silencio y soledad, hay muchos videos en internet para principiantes, que te pueden ayudar a salir de un estado de pánico o angustia.
  • Ejercicios de respiración: si bien está relacionado con el punto anterior, puedes hacer ejercicios de respiración en otras instancias y escenarios. Recuerda que oxigenar tu cerebro es importante para pensar y actuar con más claridad.
  • Desconéctate: si estás todo el día preocupado de lo que está pasando alrededor, puede que colapses por el exceso de información, recuerda que muchos actos violentos están sucediendo. Apaga la televisión y la radio, y desconéctate de las redes sociales por un momento. La información seguirá ahí; vuelve a conectarte cuando sientas que tu mente está más tranquila.
  • Escucha música, pinta, haz manualidades, cocina, haz algún deporte, termina algo que tengas pendiente, ve una película. No tiene nada de malo hacer algo que te distraiga un rato.
  • Reúnete con tus amigos o familia: al estar todos en la misma sintonía, es más fácil apoyarse y reducir los niveles de ansiedad. El estar con seres queridos, provoca más tranquilidad y ganas de mantenerse unidos luchando por un fin común.

El sentir cansancio físico y mental es totalmente normal. El querer desconectarse de la realidad aun sabiendo que es momentáneo, ayuda a despejar la mente y mantener el propósito inicial. También puedes ayudar desde tu vereda.